Los libros de la buena memoria

Fotografía gentileza Ramiro Pereyra

En 1976, Dardo Alzogaray y Liliana Vanella ocultaron libros prohibidos en su jardín y, tiempo después, se exiliaron en México por la dictadura. 40 años después Tomás Alzogaray Vanella, hijo de la pareja, junto a Gabriela Halac y Agustín Berti, formaron un equipo para rastrear los restos de esa biblioteca bajo tierra. El tesoro se hallaba en el patio de la casa de barrio Villa Belgrano, Córdoba. En esta entrevista con radio Pulxo 95.1, Tomás relató cómo fue la experiencia de desenterrar los libros de sus padres y adelantó que realizarán un mapeo de historias similares junto al Equipo Argentino de Antropología Forense.

Entrevista de Con todo al aire:

Fotografía gentileza Gabriela Halac

 


Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search