Zacarías: “Los cordobeses que casi me matan, también me salvaron la vida”

El 8 de mayo de 1988 debían jugar en Alta Córdoba Instituto versus San Lorenzo de Almagro. Pero el partido nunca empezó. Claudio Zacarías, entonces jugador de San Lorenzo, se encontraba en el vestuario, cuando explotó una bomba de estruendo que hizo añicos una ventana, de la que se desprendió un vidrio que impactó en la axila del futbolista. Las secuelas de esa herida troncharon su carrera deportiva y marcaron su vida. A 30 años de ese terrible episodio, Sergio Zuliani entrevistó en “Con todo al aire” a Claudio Zacarías, quien señaló: “Estoy lo mismo que hace 30 años, sigo con los mismos problemas, mi mano izquierda no sirve para mucho, no tengo sensibilidad”.

Sobre las consecuencias que esto le trajo, dijo con resignación: “Son cosas que la vida te pone en el camino y hay que tratar de vivir feliz”. Y del recuerdo que le quedó del incidente, contó: “Fue una explosión, un vidrio me pegó en la axila, no había ambulancia, fuimos en un carro policial, un desastre. Pero los cordobeses que casi me matan, también me salvaron la vida”.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search